Adrian (Madrid 1985) ta acabante d’asoleyar La Rexenta contra Drácula, la so primer y irreverente novela na que los dos clásicos de la lliteratura universal enfréntense l’ún al otru pol control de Vetusta. El llibru ta teniendo una mui bona acoyida na Feria del Llibru de Xixón onde la editorial mos confirma que ta siendo’l llibru n’asturianu más vendíu de toos.

¿D’ónde sal la idea d’escribir La Rexenta contra Drácula? ¿Cómo se t’ocurrió?

Si te digo la verdá, nun lo sé. A ver, yo tenía la intención d’escribir una novela, y pasábenme unes cuantes posibilidaes pela cabeza. Entós viénome’l títulu, prendí l’ordenador y púnxime a escribir desenfrenao. Yo nun tenía idea de lo que diba asoceder nel capítulu siguiente, pero les manes siguíen tecliando. Yera como si’l mio inconsciente llevara años trabayando nello y yo acabara d’enterame. Agora, ad hoc, si pueo dar unes cuantes razones, anque a saber cuánto tienen de verdá. Una, la más evidente, ye que lo que busco con esta novela ye trayer a les lletres asturianes el pulp, neo-pulp, postpulp o como quiera llamase, una clas de lliteratura de la qu’escarecemos. La Rexenta ye’l mayor referente de la lliteratura asturiana (anque non n’asturianu) y Drácula’l de la cultura popular; nun hai personaxe que salga en más películes o en más noveles d’a duru, y tampoco nun son pocos los cómics. Los dos representen bien el choque al que m’enfrento yo, son contemporáneos l’ún del otru, tán llibres de drechos y, amás, les dos obres tán tornaes al asturianu. Pienso qu’eso tamién foi fundamental, polo que doi les gracies a los dos traductores.

Una propuesta que ruempe colo habitual nes lletres asturianes… ¿Por qué?

Como llector tenía un problema, un problema importante. Yo diba a Cervantes, a la seición de llibros n’asturianu, vía qué novedaes había y lleía les sinopsis. Teníalo como vezu, pero siempre marchaba deceicionáu pa la seición de cómics a comprar dalgo de Marvel, porque ehí nun había nada que fora del mio gustu. Y ye qu’a min me presta lleer n’asturianu, pero n’asturianu como idioma, non como xéneru lliterariu, que dacuando ye lo que paez. Nestos últimos años empiecen a apaecer coses mui variaes y quería participar nesti procesu, porque m’encanta qu’agora, cuando entro a Cervantes, he pensar bien si voi pa los cómics o pa la seición n’asturianu, yá que vaiga onde vaiga tengo en qué gastar les perres. Naguaba por collaborar en qu’a otros-yos pase lo mesmo.

¿Qué va atopar el llector? Monstruos, axentes secretos, aventura, aición, sangre, horror, humor, maxa, delles escenes xubidines de tonu y una montonera de referencies pop. Eso ye lo que me presta lleer, lo que me presta escribir y lo que reivindico que necesitamos”

Adrián Carbayales

¿Qué va atopar el llector en La Rexenta contra Drácula?

Adrián Carbayales na Feria del Llibru de Xixón 2022

Nun voi engañar a naide, tamos principalmente ente una novela d’entretenimientu. ¿Qué va atopar el llector? Monstruos, axentes secretos, aventura, aición, sangre, horror, humor, maxa, delles escenes xubidines de tonu y una montonera de referencies pop. Eso ye lo que me presta lleer, lo que me presta escribir y lo que reivindico que necesitamos. Pero llueu, secundariamente y tando too eso cubierto, si ye verdá que me meto n’otros temes, lo que podemos dicir que son trames soyacentes a la hestoria. Per un llau doi-y una vueltina a La Rexenta, reinterprétola pa que dexe de ser esi personaxe repunante, frutu de la misoxinia más rancia del sieglu XIX. Pero tampoco nun lo fago, como se podría esperar, dende la deconstrucción feminista del XXI. Ta nun pasu intermediu y que me paez que foi necesariu pa llegar d’un sitiu a otru, el de la heroína pulp del sieglu XX. Ye lo qu’un editor de DC llamó “feminismu pa homes”; ta sexualizada, pero conviértese nun personaxe fuerte, una muyer que ta penriba del llector, a la qu’esti pue almirar y de la que podría namorase. Per otru llau, hai un asemeyu ente l’argumentu y lo que paez ser el zeitgeist o “espíritu del tiempu” de les lletres asturianes, con esti conflictu que lleva un tiempu en boca de toos y produz abondes engarradielles, lo que yera demasiao fuerte pa nun xugar con ello. Esto ye; Drácula, un personaxe dafechu ayenu a la ríxida sociedá vetustina, y un poco faltosu, nun lo vamos ñegar, apaez de sópitu trayendo con él vezos raros y pon too pates p’arriba. Y entós, ente la xente de ringorrangu hai quien abraza les novedaes, pero tamién quien les desprecia y nun quier cambéu dalu na ciudá. Conque, con retranca, pero tamién con cierta mala lleche cuando falo pela boca’l conde, porque pa dalgo ye’l villanu, echo unes rises al meter un poco de discursu metalliterariu. Yá arrecendía que la novela diba recibir crítiques y adelantréme a elles, pero colo que nos cayó a la editorial y a min namás que por anunciala, saliendo xente renomao d’embaxo les piedres pa tirar indireutes mui direutes, agora pienso que quedé curtiu. La verdá, pensé que diben tener la consideración de lleer la novela primero de saltar.

“Yá arrecendía que la novela diba recibir crítiques y adelantréme a elles, pero colo que nos cayó a la editorial y a min namás que por anunciala, saliendo xente renomao d’embaxo les piedres pa tirar indireutes mui direutes, agora pienso que quedé curtiu. La verdá, pensé que diben tener la consideración de lleer la novela primero de saltar”

Adrián Carbayales

¿A qué pienses que se deben estes crítiques?

Paezme que nun entienden esti procesu nuevu que se ta dando. Vense aludíos, pero esto nun va con ellos. Esto va d’esperimentar, de buscar fórmules nueves coles qu’atrayer más públicu a la llectura n’asturianu, porque hai milenta xéneros y sóxeneros de los que nun s’escribe nada. Ye un ermu. Y si digo que nun me prestaba lo qu’había n’asturianu, y que faen falta coses más llamaderes p’atrayer más públicu, l’envís nun ye criticalos, toi rellatando una esperiencia que me frustraba y que pienso que pue tar frustrando a más xente. Quiero que la novela vienda bien, claro, pero valoro más que la compre una persona que nun suel lleer n’asturianu a que la compren cien que sí. Porque nun podemos conformanos con lleenos los unos a los otros. Yo voi siguir puxando magar les crítiques, amás de que tamién toi recibiendo un gran apoyu, tanto en público como en privao. Y nun voi meteme más na llamuerga de les redes, eso téngolo claro. Cayí’l primer día, pero yá non más. Pienso qu’eso ye lo que quieren munchos, que t’empuerques pa llueu apuntate col deu y llamate gochu. Namás que tomo notes, por si escribo una segunda parte.

Quiero que la novela vienda bien, claro, pero valoro más que la compre una persona que nun suel lleer n’asturianu a que la compren cien que sí. Porque nun podemos conformanos con lleenos los unos a los otros.”

Adrián Carbayales
Adrián Carbayales firmando exemplares de La Rexenta contra Drácula na Feria del Llibru de Xixón 2022

La contraportada diz que “nesta novela nun vas atopar namás l’enfrentamientu físicu ente los dos clásicos lliterarios, sinón tamién l’alegóricu ente dos maneres d’entender la lliteratura. ¿Podrá la honorable y siempre tradicional Vetusta permanecer impasible cuando vea a Drácula profanar los sos principios más sagraos?” ¿Hai un escesu d’honorabilidá na lliteratura asturiana?

Nun tengo claro si “honorabilidá” ye la pallabra más apropiada pa falar de lo qu’asocede nel mundu real, fuera de l’analoxía. Pero si ye verdá que la xente, en xeneral, anque pue qu’abulte tovía más na lliteratura asturiana, tien enclín a tomase les coses, y a sí mesmos, demasiao en serio. A ver, equí tamos escribiendo noveles, y la función principal d’estes ye entretener. Y si amás yes quien a… nun sé, a catar la natura humana y describila per aciu d’una alegoría, digamos, pos paezme estupendo; pero pa min ye más importante, y más dignu d’allabancia, que la xente esfrute lleendo. Esa ye la primer ambición qu’ha tener cualesquier escritor. Una novela tien d’envizcar al llector, eso ye la base, y llueu yá vemos hasta ónde llega cada autor según el talentu y la inspiración que tuviera nesi momentu. Igual yo nun soi mui talentosu, eso diránlo los llectores, pero paezme que pelo menos la obra ye entretenida. Eso nun ye poco, yá ye bastante pa sentime arguyosu.

“la xente, en xeneral, anque pue qu’abulte tovía más na lliteratura asturiana, tien enclín a tomase les coses, y a sí mesmos, demasiao en serio”

Adrián Carbayales

El llibru ta estráu de referencies a les obres de Leopoldo Alas “Clarín” y Bram Stoker. ¿Gústente? ¿Consídéreslos referentes lliterarios?

Buf. Non. Pa nada. A ver, Drácula ye una obra entretenida y gústame, pero nun me paez estraordinaria. La Rexenta, anque sé que munchos van poner el gritu nel cielu, pa mio idea ye un verdaderu espantu. Ta nes antípodes de lo que me llama de la lliteratura. Si la lleí foi p’apegame a ella al escribir, y si escoyí estos dos personaxes foi polo que signifiquen como arquetipos lliterarios. Ye verdá qu’esta novelina tien referencies a les dos obres, pero tamién a otres munches. Hai hasta una referencia a Scooby Doo, por poner un casu. Pueque por influyencia de los cómics, préstame meter detallinos que pasen desapercibíos pa unos llectores pero de los que se decaten otros. Ye como si autor y llector se chisgaren un güeyu al traviés del tiempu y l’espaciu.

La Rexenta pa mio idea ye un verdaderu espantu”

Adrián Carbayales

¿Quién sedríen entós los tos referentes lliterarios?

Si vamos a lo estrictamente lliterario diría que na obra puen vese sobre manera influyencies de los grandes del pulp, Robert Howard y H. P. Lovecraft, autores de bolsilibros españoles y unos cuantos más pehí. Pero les mayores influyencies vienen d’otros llaos, non de la lliteratura. Tán les películes de mieu d’Universal, Hammer y hasta les de Jesús Franco, cómics de superhéroes y los del propiu Drácula de Marvel; la serie de Buffy, anime ochenteru que tenía en VHS, superproducciones norteamericanes de los últimos años pre-Marvel… y tengo clarísimo qu’esta obra nun esistiría ensin The League of Extraordinary Gentlemen de Moore y O’Neill. Ye un poco como si tola cultura pop que tengo consumío a lo llargo la vida enfastiárame y acabara vomitándola en papel.

Tas metíu dientro d’otru proyeutu lliterariu importante como ye facer el videoxuegu Tiempu de lleendes. ¿Hai rellación ente’l videoxuegu y la novela?

Non, pa nada. Vamos, sí, los dos tienen en común qu’ando per caminos non esploraos en llingua asturiana y quiero atrayer a xente a la que nun-y llamen los productos culturales que se suelen facer nesta. Pero yo diría que no demás nun tienen nada que ver l’ún col otru. El videoxuegu ta pensáu pa tolos públicos y, magar que l’humor qu’emplego nél puea ser dacuando un poco faltosu, ye too mui inocente. Tengo como referentes los videoxuegos que me facíen feliz de ñeñu. Na novela, pela cueta, l’envís ye l’escesu. Tovía hai quien piensa que’l xéneru fantásticu ye una cosa pa guaḥes, nun sé si lo que ye menester tener dientro pa esfrutalo yá morrió nellos. Na novela dexo claro que non, porque la verdá que ye too un festival de barbaridaes.

Adrián Carbayales arrodiáu de Xon de la Campa y Nicolás Bardio; ilustrador de la portada y editor de La Rexenta contra Drácula respeutivamente.

¿Qué mas proyeutos lliterarios tienes en mente?

Bono, agora lo primero ye acabar el videoxuegu, la xente sofitólu y he entregalu en tiempu. Pero sí tengo idees pa más noveles, la verdá qu’unes cuantes. Si esta va bien toi ciertu de que va haber más. Tamién acabo d’unviar un rellatu pa una antoloxía. Ye una idea surdida na tertulia lliteraria L’Aruelu, y que consiste en sacar una coleición de llibros nos que distintos autores afondemos en xéneros y temátiques nos que nun hai nada o cuasi nada n’asturianu, pa dir rellenando güecos. Ye una idea que me presta, porque entiendo los rellatos como un formatu nel que facer coses más esperimentales que nuna novela.

Leave a Reply

La to direición de corréu nun va espublizase.