Por Adrián Carbayales La verdá que principia un poco apurao. Entovía nun-y avagó presentar les trés protagonistes y yá anden fuxendo a tou meter. Nun te preocupar, yá habrá tiempu de dir p’atrás. Ye que los episodios son de ventipicu minutos, y el primeru ha d’amosar lo que nos espera. Bono, ¿y qué ye lo que nos espera? Pos la serie acabante estrenar, que ye de los mesmos creadores qu’El embarcadero (tamién, per separtao, de La casa de papel oSiguir lleendo

Por Adrián Carbayales La moda de les películes de superhéroes pillóme siendo yá adolescente. Prestóme pola vida ver n’imaxe real los personaxes de los que tenía tanto lleío, y daveres que m’allegra muncho que pasara, anque creyo que nunca nun va dexar de chocame que la qu’agora ye la película más recaldosa de la historia remaneza de lo que lleía de guaḥe y mui pocos entendíen que me gustara. Y ye que los superhéroes se crearon pa los neños. AnguañoSiguir lleendo

Por Adrián Carbayales El qu’equí vos escribe tien un rixu pola película de los noventa, que lu pilló nuna edá a la que, nunca meyor dicho, embruxilólu. Puru horror adolescente, nel qu’unes rapaces garren mal camín y s’adientren na maxa negro; yera como una versión d’institutu de Les Bruxes d’Eastwick, que viera siendo enforma más neñu y diérame velees unos cuantos años. Conque cuando salió’l reboot sentíme empobináu a facer flaires, ver el clásicu de nueves y, darréu, la versiónSiguir lleendo

Por Adrián Carbayales Nes películes píntenlos percuriosos, un exemplu pa los neños o pelo menos non demasiao sinvergüences, pero hai cómics por demás como pa que toos ellos perdieren los papeles en dalgún momentu. Vamos ver dellos actos que cometeron los Vengadores más nomaos y que les películes nun s’atreven a amosar. Amás, hai dicir, que lo que cuntamos d’asistío nun ye daqué que pase n’univeros alternativos, nos que los personaxes nun se comporten como normalmente, ye canon na soSiguir lleendo

Por Adrián Carbayales Clarice: La sicóloga de The Silence of the Lambs, Clarice Starling, consigue serie de televisión propia. Asítiase en mil novecientos noventa y trés, añu y picu dempués de los socesos de la película orixinal, y l’axente’l FBI andará a la cata d’otros asesinos y depredadores sexuales, al empar que nos revelen coses turbies del so pasáu. Eso sí, nun esperar ver a Hannibal Lecter pequí, porque paez ser que nun tienen los drechos pa que salga. ProtagonízalaSiguir lleendo

Por Adrián Carbayales Los años cincuenta resultaron difíciles pa munchos estaoxunidenses. Bastaba un comentariu demasiao progresista, delantre d’un puntu de mal enclín, pa que te fixeren un xuiciu sumarísimu nel que t’acusaren de comunista y traidor a la patria. Perconocíu ye’l casu la industria cinematográfica, pero pa nada foi l’únicu qu’hebo. En 1954, el sicólogu Fredric Wertham espublizó’l llibru Seduction of the Innocent, nel qu’afirmaba que cuasi tolos sos pacientes menores d’edá teníen lleío cómics (como cuasi tolos rapazos deSiguir lleendo

por Adrián Carbayales Hai poques coses que nun tengamos visto nos cómics. Al aviesu de lo qu’ocurre n’otros medios como’l cine, nestos cuesta lo mesmo facer una obra costumista o la fantasía más vistosa y alloriada, asina qu’hai ciertu enclín por centrase no cabero. Sicasí, esti añu cúmplese un cuartu sieglu d’ún de los esperimentos más estrañosos que nunca nun se dio nes historietes, ún que quiciabes nun tien asemeyu dalu; non yá nel mundu la ficción, sinón en cualesquierSiguir lleendo

Por Adrián Carbayales The Watch Los aficionaos a les noveles de Terry Pratchett tán de norabona, pos nun queda nada pa qu’estrenen la serie basada en Discworld, el so ciclu más sonáu y del que tien escrito más de cuarenta llibros. Parodiando los tópicos de les hestories de fantasía épica más conocíes, como El señor de los aniellos, la serie ta ambientada na gran ciudá-estáu d’Ankh-Morpork, la más diversa y cosmopolita del mundu-discu pol que tienen cuatro elefantes encima d’unaSiguir lleendo

Por Adrián Carbayales Que los cines nun tán pasando pel meyor momentu ye daqué bultable. Y nun ye namás pola mor del andanciu, les plataformes en streaming yá lleven un tiempín faciendo-yos la puñeta. Home, con un televisor de cuarenta pulgaes y definición 4K, nel que pues ver les películes cuando te peta a cambéu d’una mensualidá económica (cola posibilidá d’aparala pa echar un mexu, o pa facer más flaires), da un poco galbana dir al cine a la horaSiguir lleendo

Por Adrián Carbayales Too entamó cuando Tanaka Tomoyuki, un productor xaponés, s’enfotó en facer una película de monstruos como eses americanes que tanto-y prestaben. Una como The Beast From 20,000 Fathoms, pensaba, y otres munches nes que’l xeniu de los efeutos especiales, Ray Harryhausen, usaba moñequinos qu’aparentaben ser bichos xigantescos. La teúnica yera la conocida como stop motion: facíen una semeya, movíenlu un pocoñín, y entós otra, y otra, y otra. Y asina, amodo, acababen componiendo una escena xunciendo milentaSiguir lleendo