El reflundiu que dieron a la franquicia de Jurassic Park en 2015 con Jurassic World funcionó estupendo, pos supieron al empar xugar con dellos elementos de señaldá de la película orixinal, sobre manera cola musiquina, p’atrayer y embruxilar los que la vieron nel cine de rapazos, mientres presentaben una hestoria dafechu nueva, que namás que tenía en común cola de los noventa el casar con ella. Sí, yera un poco lo mesmo, tampoco nun vamos engañanos, pero pelo menos golía a fresco. La segunda, The Fallen Kingdom, masque entretenida, sí ye verdá que tenía un fedorín a un poco más de lo mesmo; pero podía perdonáse-y porque la final prometía un mundu dafechu nuevu pa la próxima: que los dinosaurios andaríen llibres pel mundu, alteriando pa siempre l’ecosistema y el mou de vivir de la humanidá. ¡Qué ganes entraben de que saliera esa tercera!

Nun ye poca cosa, aquello que prometíen, porque significaba pasar d’un mundu fantásticu a ún maraviyosu: esto ye, d’un mundu normal nel que la vida cotidiana nun cambia, masque sí, haya un sitiu ande si vas abluques al ver dinosaurios, a un mundu que yá nun se pue reconocer como’l real. Ye un cambéu total d’ambientación, pueque hasta de xéneru. Y talamente como prometieron, la continuación Dominion empieza d’esa manera: un ataque d’un tiranosauriu nun autocine, furtivos cazando parasaurolofos pel monte, apuestes n’engarriaes illegales de dinosarios… Por embargu, tamién atopamos una empresa faciendo esperimentos xenéticos y creando especies nueves, nun valle zarráu en cuenta de nuna islla, y ande los protagonistes han dir y darréu va entamase. Conque la película escomienza potente, con delles escenes qu’anuncien tratar temes como l’ecoloxismu al empar que producir esa sensación de lo sublime de la natura que nos fai sentir pequeñinos, non yá solo no físico sinón tamién no metafísico, en comparanza con aquelles creatures tan estraordinaries de desayá. Y magar la vuelta de los protagonistes de la saga orixinal, y el cruz y la dinámica que se produz colos de la nueva, la película nun consigue llevantar, conque dende un empiezu tan prometedor va cayendo y cayendo per una cuestona que nun paez tener fin, y que fai recordar a la decadencia de la triloxía orixinal, tanto pol tonu como por dalgunes escenes en particular que resulten demasiao asemeyaes.

Sicasí, igual esto ye cosa del qu’escribe, porque la película ye, pelo menos de momentu, la segunda película más recaldosa del añu. Tamién ye verdá que naguo por una continuación más, anque solo si va tratar de lo que nos prometieron que diba tratar esta.

Leave a Reply

La to direición de corréu nun va espublizase.